Nuestra “voz interior”

Autor: Lic. Oscar Anzorena | MCP, PCC

“Todos nosotros sabemos de ese asombro
que nos habla en el lenguaje del Dios interior
y que, de un modo inexplicable,
nos señala el camino de regreso al hogar”

Ken Wilber

El camino del desarrollo personal, se debe andar asumiendo la imposibilidad de poseer planos o mapas que nos indiquen el rumbo a recorrer. El costo a pagar por erigirnos en protagonistas en la creación de nuestra propia vida, es asumir el riesgo de tomar nuestras decisiones, construir nuestro propio camino aun desoyendo lo que aconsejaría la “cartografía oficial”, siendo conscientes de que los desvíos, los tropiezos y las frustraciones son parte insoslayable de ese proceso de aprendizaje y transformación.

Si pensamos que lo importante es vivir nuestra vida con intensidad y plenitud, y que los caminos que vayamos eligiendo nos tienen que servir para desplegar nuestra potencialidad, para ser mejores personas y participar en el milagro y el misterio de la invención de nosotros mismos, tendríamos que llegar a la conclusión de que únicamente cada uno de nosotros puede saber cuáles caminos son los más apropiados en los distintos momentos de nuestra vida.

En este sentido, la única opción con la que contamos es la de seguir la guía de nuestra “voz interior”. Carl Jung decía: “Sólo se volverá clara tu visión cuando puedas mirar en tu propio corazón. Porque quien mira hacia fuera sueña y quien mira hacia adentro despierta”. No hay forma de saber cuál es el camino adecuado para cada uno, si no es escuchando nuestra voz interior que nos puede indicar por dónde ir y cuándo emprender la marcha, con la convicción de que cada camino es único y cada destino es personal.

En la medida en que vamos avanzando, estas situaciones se multiplican y pasamos por pruebas donde debemos aceptar el desafío de la toma de decisiones en la incertidumbre, con la única claridad de que la opción que elijamos incidirá en nuestra vida y en la de los seres que nos rodean. Una de las responsabilidades de quienes ejercen el liderazgo es asumir estas decisiones con integridad y en base a sus propios valores y convicciones. Es por esto que Warren Bennis afirma que: “Escuchar la voz interna, confiar en la voz interna, es una de las lecciones más importantes del liderazgo”.