Coaching Ontológico y Aprendizaje Transformacional

Autor: Lic. Oscar Anzorena | MCP, PCC

“Lo mejor que puedes hacer por los demás
no es enseñarles tus riquezas,
sino hacerles ver las suyas propias”

Goethe

La práctica profesional del Coaching Ontológico está basada en una particular concepción acerca de lo que significa “ser humano” y su devenir en el mundo. Desde este enfoque conceptual interpretamos que una de las formas más eficaces de ampliar y potenciar nuestra capacidad de acción, es observando y transformando nuestra particular forma de ser (o de estar siendo). Esto es, la manera en que percibimos, analizamos e interpretamos las circunstancias que nos rodean, el modo en que valoramos nuestra identidad, lo que juzgamos como posible o imposible realizar, las creencias y los valores que sustentan nuestro accionar. El enfoque ontológico implica la apertura a la comprensión de este vínculo entre el ser y el hacer y, en consecuencia, al entendimiento de que al transformar nuestra forma de ser accedemos a la posibilidad de expandir nuestra capacidad de hacer.

Es por esto que el trabajo del Coach Ontológico Profesional está centrado en facilitar el “cambio de observación”, es decir, que el consultante logre modificar la forma en la que le está asignando sentido a los hechos que declara como problemáticos. La apertura a la comprensión de este vínculo entre el ser y el hacer, entre la forma de observar y la capacidad de realizar, nos posibilita optimizar nuestro desempeño y mejorar la efectividad de nuestras conductas a los efectos de alcanzar nuestros objetivos personales y laborales.

En estos procesos de facilitar el despliegue de la potencialidad de las personas, el  rol del Coach Ontológico Profesional no es solamente el de acompañarlas hacia el logro de sus objetivos, sino también el de promover el autoconocimiento, la realización personal y el desarrollo de sus niveles de conciencia. Muchas veces el rol del coach consiste en guiar al coachee a conectar con sus sueños más auténticos y a crear su Visión Personal. Esto implica imaginar el destino que quiere construir, crear la imagen de la vida que ambiciona vivir, proyectar la manera que desea ser y lo que le gustaría hacer. Esta Visión, constituida por los valores, intereses y deseos más profundos de cada uno, le otorga finalidad y significado a la vida, y establece la direccionalidad hacia la cual se orientan los objetivos a corto y a mediano plazo.

El Coaching Ontológico Profesional está enfocado a facilitar procesos de aprendizaje transformacional, como camino para el desarrollo personal y profesional. Es a esto a lo que denominamos “intervención ontológica”, ya que ella implica una evolución en el ser que está siendo la persona. Entendemos que esta mirada conceptual es la que le atribuye un significativo poder transformador a nuestra práctica del coaching, posibilitándonos abordar problemáticas de mayor complejidad.